Un exceso tiempo ante las pantallas puede retrasar las habilidades lingüísticas del niño

Un excesivo tiempo ante las pantallas podría retrasar o limitar las habilidades lingüísticas de los niños pequeños. De hecho, una nueva revisión sugiere que, en los niños menores de 2 años, pasar cualquier tiempo ante la pantalla sería poco beneficioso, incluso con usos educativos. A partir de esa edad, la programación educativa se asocia con un desarrollo más fuerte del lenguaje, aunque lo más importante sería la calidad del contenido.

A través de un  metaanálisis de estudios, los investigadores examinaron las asociaciones entre cantidad (tiempo ante la pantalla y tiempo con la televisión encendida de fondo), calidad (programación educativa y videoconferencia), edad de inicio del uso de pantallas y habilidades lingüísticas de los niños. Se revisó la bibliografía médica al respecto desde 1960 hasta marzo de 2019. Al final, se incluyeron 42 estudios, con una muestra total de 18.905 niños menores de 12 años. Solo dos estudios incluían los dispositivos móviles.

La revisión encontró una fuerte asociación entre un mayor tiempo ante la pantalla y unas habilidades lingüísticas más bajas, aunque sin poder determinar cuánto tiempo se vinculaba con una reducción de dichas habilidades. Sin embargo, parece que cuanto más tiempo frente a la pantalla, mayor es el impacto potencial en las habilidades lingüísticas.

Una excepción respecto al tiempo de pantalla debería ser cualquier videoconferencia que permitiera conectar con amigos o seres queridos. Herramientas como FaceTime o Skype son interactivas y, a diferencia de un programa grabado, un niño que hable con un familiar puede ver sus expresiones e interactuar con él.

[JAMA Pediatr 2020; Mar 23. [Epub ahead of print]] Madigan S, McArthur BA, Anhorn C, Eirich R, Christakis DA

Fuente: neurologia.com