Nuevas evidencias sobre la relación entre la salud del corazón y la del cerebro

Un nuevo estudio ha reforzado el vínculo existente entre la salud cardiovascular y la salud del corazón al constatar el deterioro cognitivo más rápido de pacientes con problemas cardíacos.

Los investigadores estudiaron a un grupo de 7.888 participantes británicos mayores de 49 años (edad media: 62,1 ± 10,2 años), sin antecedentes de ictus, que fueron seguidos durante 15 años. A lo largo de ese período, casi un 6% de los participantes sufrieron un infarto de miocardio o angina de pecho. Se encontró que los pacientes que habían sufrido una angina de pecho manifestaron un declive significativo en las pruebas de orientación temporal. Aquellos que sufrieron un ataque cardíaco mostraron un deterioro sustancial en pruebas de memoria verbal y de fluidez del lenguaje. También tuvieron un peor deterioro cognitivo en general.

Según los investigadores, la conexión entre los declives en la memoria y el pensamiento y la enfermedad cardíaca podría relacionarse con la menor cantidad de oxígeno que llegaría al cerebro. Daños producidos en los pequeños vasos sanguíneos del cerebro podrían entorpecer el flujo sanguíneo y el suministro de oxígeno.

[J Am Coll Cardiol 2019; 73: 3041-50] Xie W, Zheng F, Yan L, Zhong B

Fuente: neurologia.com