Un gen implicado en el TDAH podría relacionarse con el consumo de sustancias adictivas

Algunas variaciones en el gen LPHN3, relacionado con el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) en niños y adultos, podrían favorecer la predisposición a consumir tabaco, alcohol, cannabis y otras sustancias adictivas. El descubrimiento se basa en el estudio de 2.698 pacientes (niños, adolescentes y adultos) procedentes de Estados Unidos, Colombia y España.

Uno de los genes vinculados con la susceptibilidad al TDAH es LPHN3, que codifica la proteína latrofilina 3, una molécula asociada a la formación de conexiones sinápticas entre determinados tipos de neuronas y, por tanto, un buen candidato a tener relación con cualquier trastorno psiquiátrico

Las conclusiones apuntan a que, dentro del grupo de afectados españoles por el TDAH, una variación concreta en el gen LPHN3 aumenta en un 40% el riesgo de dependencia a la nicotina. Según los autores, los resultados son similares en el caso del alcohol y las drogas ilegales. Ahora bien, no todos los afectados por el TDAH manifiestan comportamientos de perfil adictivo a lo largo de su vida. Aunque la genética tiene un papel importante en estas conductas, la genética del TDAH es muy diversa, hay numerosos genes implicados y varían entre los pacientes afectados por la patología.

[Transl Psychiatry 2019; 9: 42] Arcos-Burgos M, Vélez JI, Martínez AF, Ribasés M, Ramos-Quiroga JA, Sánchez-Mora C, et al.
________________________________________

Fuente: neurologia.com